6 Consejos útiles para enseñar la persistencia a los niños

Eli+and+Gabi.jpg

Hay una nueva palabra que está de moda, dando vueltas en la comunidad educativa: mentalidad de crecimiento. Es la idea de que tus talentos, inteligencia y habilidades no son rasgos fijos, sino que estas pueden ser afiladas y desarrolladas con determinación y persistencia. Y aquí, creo, radica la clave de criar niños exitosos quienes se convertirán en adultos exitosos.  La palabra importante para mí es persistencia.  

Las investigaciones han demostrado que los niños de alto rendimiento saben que el éxito viene del trabajo duro en lugar del talento puro. Me refiero a, ¿cuántas veces hemos escuchado que “el talento del trabajo duro supera al talento cuando no se trabaja duro”? (Tim Notke, Entrenador de Baloncesto).  Tal vez sea solo yo, proveniente de una familia amante de los deportes, pero escuché esto una y otra vez cuando era niña.  

Sin embargo, la verdad es que la persistencia no es un rasgo fácil de desarrollar. Después de todo, es mucho más placentero simplemente hacer lo que es divertido y fácil, y nuestro defecto la mayor parte del tiempo es el camino de menor resistencia. Es exactamente por esto, por lo que pienso es tan importante que le enseñemos a nuestros niños esta poderosa cualidad desde una edad temprana. Hay muchas cosas que nosotros, como profesores y como padres, podemos hacer para ayudar a nuestros niños a desarrollar la persistencia.  

Ayudarlos a descubrir (y quedarse con) un pasatiempo 

Fomentar un pasatiempo y darles la oportunidad de trabajar en algo y mejorarlo con el paso del tiempo. ¡Práctica, práctica, práctica! Esto les dará oportunidades para ver al trabajo duro dar resultados a medida que mejoran en su pasatiempo elegido. También es muy importante dejar que elijan algo de sus propios gustos. Esto aumentará altamente los chances de continuar hasta el final.  

Darles oportunidades para tener éxito 

Es importante ayudar a los niños a decidir en pequeñas, metas alcanzables (¿te suena familiar?). Completar con éxito pequeñas tareas genera la confianza y la autoestima necesarias para completar otras más difíciles. Darles responsabilidades apropiadas para su edad es una gran forma de lograrlo. Sin embargo, debes recordar tratar de presionarlos levemente para que lo hagan un poco más y un poco mejor.  

Dejarlos fallar 

Esto puede parecer cruel y puede ser muy difícil de hacer, pero es importante dejar que tus hijos fallen. Resístase a ser "un padre helicóptero" y acudir siempre a su rescate cuando las cosas no salen como quieren. Necesitan saber que a veces, no podrán lograr las cosas de inmediato y que está bien. También les da la oportunidad de tratar de resolver las cosas por sí mismos, lo que es una valiosa e importante lección sobre la autoestima.  

No rendirse con ellos, incluso si ellos ya se han rendido con sí mismos 

Todos tenemos ese momento cuando solo queremos rendirnos. Si soy honesta, es un sentimiento con el cual peleo a menudo.  Pero desde la experiencia personal, entiendo el poder de tener a alguien que no se rendirá y te anima a seguir con ello. ¡Eso, mis amigos, es crucial para nuestros hijos! ¡Ellos necesitan porristas! Necesitan a alguien que esté ahí para decir “Está bien que hayas fallado. Aprendiste algo de ello. También está bien tomar un descanso. Pero, no está bien rendirse. ¡Así que, ahora es momento de intentarlo de nuevo!”.

Recordarles su esfuerzo

Cuando tus hijos piensen que algo es muy difícil, recuérdales los momentos en los que antes trabajaron duro para lograr algo. Todo, desde gatear, caminar, aprender a leer o manejar bicicleta en algún punto les pareció imposible. Entonces el trabajo duro, la práctica y la persistencia se unieron y aseguraron que ellos podían lograr las cosas que alguna vez le parecieron muy difíciles.  

Elogiar el esfuerzo por los logros 

Creo que este es un esfuerzo concertado. Cuando amamos a los niños, queremos elogiarlos y ver como se iluminan sus caras mientras hacemos un cumplido. Sin embargo, podemos estar haciendo un mal uso de ellos. Es fácil decir “Oh, eres tan inteligente” pero piensa en lo que le puede hacer a tus hijos. ¡Puede animarles a pensar que ya son todo lo que necesitan ser! En su lugar, deberíamos intentar cosas como "¡Eres tan trabajador!" o "Estoy muy orgulloso de ti cuando no te rindes". Esto los alentará a esforzarse y les ayudará a ver que incluso cuando fracasan, aún tienen valor, todavía tienen mucho que ofrecer, y aún tienen la esperanza de que algún día puedan lograr el éxito. 

Como luce la persistencia en la vida real 

Entonces, tengo una confesión que hacer: no soy exactamente alguien a quien describirías como "tener agallas". La persistencia nunca ha sido mi fuerte. He pasado por la vida usualmente haciendo las cosas que me resultan fáciles. Me especialicé en historia, porque me encanta leer y mantenerme alejada de la ciencia, porque, bueno, pensé que sería demasiado difícil. No practicaba deportes, porque no era buena en eso y me veía tonta. En cambio, bailé porque era fácil para mí (pero no el hip hop, porque era demasiado difícil y me veía rara). ¿Ves el patrón? 

Entonces, cuando comencé a trabajar en Learn Safari, estaba muy emocionada. Iba a trabajar con idiomas, lectura y escritura. ¡Justo en mi callejón! ¡Muy fácil! ¡Bueno, déjame decirte que no ha sido tan fácil! ¡He tenido que apurarme, crecer, aprender cosas nuevas y PERSISTIR! Y no sería justo, no reconocer que la razón de esto ha sido un gran liderazgo. Entonces, a riesgo de molestarlo y provocar una conversación bastante incómoda cuando es el momento de editar y aprobar este blog, tengo que agradecer a nuestro fundador y CEO; Tanvir Chowdhury. 

¡Es el tipo de persona detrás de la escena y solo pude convencerlo de que apareciera en las redes sociales una vez! Pero, él es la definición por excelencia de “valiente”. Tanvir y yo comenzamos este viaje hace más de 4 años, ¡hemos fallado y aprendido, y, hemos vuelto al tablero de dibujo tantas veces! Pero, en tantos momentos en los que alguien más lo habría dejado de lado, nunca se ha dado por vencido con nuestro proyecto y siempre nos ha motivado a seguir adelante. Y cuando lo pienso, él ha usado literalmente todas las tácticas anteriores para que sigamos avanzando. 

Hemos escrito el contenido educativo para Spanish Safari al menos 4 veces (¡esta vez realmente creemos que tenemos un ganador!). Hemos creado innumerables personajes en 3D; construimos, desmantelamos y reconstruimos nuestro mundo 3D; hizo innumerables pruebas de construcción; ¡Ejecute innumerables pruebas de juego y ha fallado varias veces! Sin embargo, cada vez que hemos fallado, hemos aprendido algo valioso, nos hemos recuperado y hemos hecho algo aún mejor. Estoy muy contenta de no haber renunciado cuando los tiempos fueron difíciles, y el hecho de que Tanvir haya podido ayudarme a desarrollar la persistencia, ¡realmente me alienta a saber que puedo ayudar a mis alumnos y a mis propias hijas a hacer lo mismo!  

Sobre la autora

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

6 Maneras en las que una rutina para antes de dormir puede beneficiar a tu hijo bilingüe

keli.JPG

Parte I — Cómo y cuándo una rutina para antes de dormir puede beneficiar a nuestros niños.

¿Qué tal son tus noches? Como padres ocupados probablemente incluyan hacer la cena, terminar los quehaceres del hogar y enviar a los hijos a la cama lo más rápido posible. Después de un día muy ocupado estás muy probablemente buscando relajarte, tal vez leer un libro, ver televisión, o probablemente curiosear en Pinterest por unas horas admirando proyectos que tal vez nunca realizarás (¡culpable!). Este muy esperado momento pareciera no llegar nunca cuando tratamos de acostar a un niño. ¿Pero qué tal si te dijera que estamos perdiendo una maravillosa oportunidad de disfrutar y de aprender el segundo idioma que resultaría muy beneficioso para ellos?

Lo sé, lo sé, después de un largo día, algunas veces queremos y necesitamos tiempo para nosotros. Pero dame una oportunidad. Con algunos consejos y trucos podrás pasar un momento junto a tu pareja en las noches con el propósito de que todo se haga de manera más fácil y sin estrés, podemos lograr que los aprendizajes del día se extiendan y así crear recuerdos que nuestros hijos puedan llevar consigo de por vida. Pero primero, hablemos del por qué. ¿Qué se gana de pasar tiempo de calidad con tus hijos cada noche?

Un vistazo a sus mentes

Al tener una idea de lo que pasa durante sus días, tú también puedes observar cómo está su estado mental. En la medida en la que los niños se van haciendo mayores van alejándose de sus padres. Los niños tratan de ganar su independencia y si entre ustedes no han desarrollado habilidades de comunicación, será mucho más difícil saber realmente lo que pasa por sus mentes. Asuntos de auto-confianza, depresión, bullying, ira, egoísmo, etc., pueden ser descubiertos y manejados más fácilmente cuando los niños saben que pueden ir hacia ti, hablarte y recibir ayuda.

Noches más calmadas

¿Sabías que las conductas negativas pueden manejarse mejor simplemente con darles un poco de atención y tiempo? La mayoría de nosotros sabemos esto, ¿pero realmente sabemos lo que significa? Digo, ¿Lo ponemos en práctica? Solo sentarse 10 minutos con tus hijos a jugar puede brindarles la atención que quieren y necesitan, y ganar tiempo para ti o para ustedes como padres para hacer las cosas de forma más relajada. Imaginate si incluyeras a tus hijos en las tareas y actividades que deben ser completadas en las noches. Podrías entretener a tus hijos, enseñarles algo nuevo, pasar tiempo de calidad y terminar las tareas más rápidamente. Inclusive un niño de 3 años puede ayudar a pasarle un trapo a la mesa y sacar la ropa de la secadora.

Vínculo de crianza

Este vínculo de crianza es un importante instinto humano que le da a los niños y adultos una sensación de seguridad y autoestima. Estas conexiones ocurren cuando los humanos pasan tiempo juntos, hablando, demostrándose cariño y cuidándose los unos a los otros. El asunto es que conectarse toma tiempo, y no solo unos minutos. Se necesita tiempo de calidad juntos haciendo actividades especiales, pero también hace falta cantidad de tiempo. Cuando digo esto, quiero dar a entender que el tiempo que ordinariamente se emplea para hacer actividades de rutina, aún cuando no parezca especial, los niños van desarrollando confianza y un sentido de seguridad y calidez. Este tiempo le permite a los miembros de la familia conocerse los unos a los otros, refuerza el respeto mutuo, mejora la comunicación y le permite a las personas aprender a escuchar y comunicarse con otros.

Ganarás la oportunidad de ayudar a tus hijos a procesar el día

Establecer una rutina nocturna para antes de dormir con tus hijos va a ayudarlos a procesar su día. Ellos podrán reflexionar sobre lo sucedido y discutir lo malo, lo feo. Tú puedes ayudar a tus hijos a darle un giro positivo a sus días, y ayudarlos a planificar y prepararse para el día siguiente. Es una gran oportunidad para hablar sobre las metas, grandes y pequeñas, y hablar sobre el futuro. Es también una gran oportunidad para enseñarle a los niños a ser agradecidos y el efecto que tienen sus acciones y decisiones sobre sus vidas y las vidas de los demás.

Extensión de la educación

Finalmente, este tiempo que pasan juntos les sirve para practicar el segundo idioma y la comunicación. Para padres criando bilingües este tiempo es crucial para introducir el segundo idioma. Si tus hijos pasan la mayor parte del tiempo escuchando e interactuando en el idioma comunitario, la noche que pasa contigo puede resultar crucial para practicar el segundo idioma y usarlo para pensamientos de orden superior y aprendizajes. Puede modelar la gramática, estructura de las oraciones y vocabulario, y darles muchas oportunidades para emularlo. Lo más importante es que estarías desarrollando su relación en el segundo idioma y ayudando a tus hijos a tener confianza para usarlo.

Nuestros días están ocupados. Estamos constantemente corriendo por trabajo y la vida diaria y muchas veces no nos tomamos el tiempo para pasarlo juntos comunicándonos y creando lazos duraderos. Bien sea que es un padre que trabaja fuera, o en casa, todo el día, la realidad es que tú probablemente pases la mayoría de tus horas trabajando. Cuando llega la noche y los niños llegan de la escuela es importante tomarse un tiempo juntos para procesar el día, usar el segundo idioma, afinar sus habilidades de comunicación y crear el tipo de relación profunda y duradera que será crucial para el resto de sus vidas.

Mantente al tanto de la segunda parte de este artículo donde compartiré ideas y consejos para establecer una rutina para antes de dormir para tus hijos bilingües.

¡Queremos escuchar de ti! ¿Tienes alguna rutina para antes de dormir que empleas con tus hijos? ¿Qué beneficios has visto? Escribe tus comentarios abajo.

Este artículo fue originalmente publicado en inglés como “6 Ways in which a Bedtime Routine Can Boost Your Bilingual Child” en learnsafari.com

Sobre la autora

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

5 Cosas que no pasarán simplemente porque estás criando a un niñ@ bilingüe

Foto por: Katrise Armour Kalougin

Foto por: Katrise Armour Kalougin

Así que estás criando a un niño bilingüe. ¿Estás preocupado de que sólo vas a lograr que se confunda o retrasar su desarrollo del lenguaje? ¿Por qué no esperas a que establezca su primera lengua antes de intentar enseñarle otro? 

Lo he escuchado todo antes y estoy segura de que tú también. Cuando se está criando a un hijo para que hable más de un idioma salen a relucir muchos mitos, opiniones y preguntas sobre si estás haciendo lo correcto con tu hijo o no. Es difícil poner a los escépticos de nuestro lado (si quieres leer más sobre cómo poner a los escépticos de tu lado sigue este enlace, ([escrito en inglés]), ¡y sentirás que no tienes ni tiempo para dedicárselo a los escépticos! Pero la realidad es que estas preguntas y mitos pudieran estar haciéndote ruido en la cabeza. Pero estoy aquí para desmentir los mitos sobre la crianza bilingüe. 

El bilingüismo no va a confundir a tu hijo 

Esta pareciera ser la mayor preocupación de los padres criando hijos bilingües y/o políglotas. Es uno de los temas más comunes en los grupos de padres de internet. Preguntas tales como: “¿Se confundirá mi hijo si trato de enseñarle 3 idiomas?”, “¿Se confundirá mi hijo si no me adhiero a OPOL? (Un Padre Un Idioma por sus siglas en Inglés)”, “¿Se confundirá mi hijo si cambio de un idioma a otro?”, “¿Se confundirá mi hijo si no hablo el idioma de forma nativa?”, “¿Se confundirá si tengo acento?” Bueno, la respuesta corta a estas preguntas es simplemente NO. 

Puedes estar seguro de que los niños pequeños están programados para aprender idiomas. De hecho, al nacer, un bebé puede ya distinguir entre los idiomas e inclusive muestra preferencia por el idioma materno. Aún cuando veas que tu hijo está usando oraciones complejas con palabras de ambos idiomas no significa que está confundido. En la medida en que van creciendo ellos podrán distinguir y clasificar mejor los idiomas. Para cuando mi hija mayor tenía 3 años ella podía decirte “se dice orange en inglés y anaranjado en español” y ella no es la única. Como maestra de preescolar en un aula bilingüe puedo decirles que todos los niños pueden hacer esto y cambiar de un idioma a otro sin confusión alguna. 

Ahora, esto no es para negar los beneficios de OPOL, lengua minoritaria en casa, o cualquier otro método que uses para enseñarle los idiomas. Estos métodos sirven para que nosotros los adultos nos organicemos mejor en el hogar y darnos un método para  asegurarnos de exponer a los niños al idioma que queremos enseñarles. Pero el punto es que no importa qué método decidas emplear, o apegarse al método el 100% del tiempo, tu hijo no van a confundirse. 

El bilingüismo no le va a causar retrasos de comunicación

Este mito es muy popular entre los escépticos y hasta entre padres de niños bilingües. La preocupación de que al hablar más de un idioma su hijo se tardará más en hablar o le causará dificultades del habla, es muy común. Algunos padres deciden dejar de enseñarle a su hijo una segunda lengua hasta que la lengua nativa del niño se haya “desarrollado” por esta misma razón. También existen padres que deciden seguir criando a su hijo como políglota a pesar de esta inquietud, pero se dan cuenta eventualmente de que el niño resolverá esto en su momento. La realidad es que ser políglota no causa retrasos en el lenguaje. 

Es importante recordar que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y que el rango normal del desarrollo del habla es muy amplio. Niños bilingües y políglotas que padecen retrasos en el desarrollo del habla pudiesen padecerlos inclusive si solo estuviesen expuestos a un solo idioma. Esto se puede observar en la misma familia donde un niño puede mostrar retrasos en el habla y otro no.

Existe la preocupación de que los padres ignoren el retraso en el habla de su hijo porque asumen que es sólo confusión o retraso por hablar más de un idioma y que se resolverá por sí solo. He visto que esto sucede tanto en los hogares como dentro del sistema escolar. Las dificultades del lenguaje o retrasos son atribuidos a la lengua materna o a la segunda lengua y el hecho está en que el verdadero problema pasa desapercibido.  

Recuerda, una intervención oportuna puede hacer la diferencia en el desarrollo del habla de un niño y evitarte muchas dificultades y dolores de cabeza a futuro. Así que si te preocupa no tardes en buscar ayuda de un doctor, educador o terapeuta del habla. Es mejor resolver el problema oportunamente que dejarlo seguir su curso y crearle más dificultades al niño a futuro. 

El bilingüismo no hará que tu niño tenga un retraso en la lectura

Tal y como los con retrasos en el habla, no existe evidencia de que hablar más de un idioma pueda causarle dificultades de lectura a tu hijo. De hecho, muchos niños aprenden a leer exitosamente en varios idiomas de manera simultánea. Realmente depende de ti y tu hijo el leer en un solo idioma o en varios idiomas al mismo tiempo.  

El que un niño pueda leer de manera exitosa no depende de ser o no bilingües, pero sí depende de muchos otros factores con los que puede empezar a influenciar desde el momento de su concepción. Lo más importante es cuánto le lees a tu hijo. De hecho, leerles en voz alta es “sencillamente la actividad más importante para construir el conocimiento requerido para su eventual éxito en la lectura”. Es también, el mejor indicador de futuros logros de tus hijos. Léele a tu hijo todos los días en cada idioma de manera que puedas asegurarte de que tus hijos sean excelentes lectores y desarrollar más aún el idioma y su relación. 

El bilingüismo no dañará su capacidad intelectual

En el pasado, investigadores, educadores, doctores y el público en general creían que el bilingüismo afectaba negativamente las habilidades cognitivas de las personas. Durante generaciones, en los Estados Unidos de América se esperaba que las personas se adaptaran y asimilaran las costumbres y el idioma de su nueva tierra y se les alentaba a dejar atrás sus tradiciones e idiomas nativos. Estudios actuales muestran que el bilingüismo trae de hecho muchos beneficios cognitivos, al igual que beneficios sociales.

Ser bilingüe afecta las funciones ejecutivas del cerebro, esto significa que mejora la habilidad de seleccionar o ignorar información. Individuos bilingües muestran mayor flexibilidad para el pensamiento crítico, se desempeñan mejor en exámenes estandarizados, son mejores planificando y tomando decisiones, cambiando de tareas, comprendiendo a terceros y escuchando. También muestran mejor memoria, control de los impulsos, son más creativos y tienen mejor concentración. 

El bilingüismo no hará que tu hijo se aisle de la cultura mayoritaria

Nuestro deseo de encajar y de que nuestros hijos se sientan a gusto hace que nos preocupe el hecho de si enseñarles una segunda lengua les dificultará hacer nuevos amigos o integrarse a la sociedad. Especialmente cuando miramos atrás y sentimos que éramos muy diferentes a los demás y que no quisiéramos eso para nuestros hijos. En nuestro mundo globalizado el concepto de ser bilingüe y bicultural es mucho más común. Al enseñarle a nuestros niños no sólo sobre el idioma, sino también sobre la cultura, los estamos enseñando a aceptar muchas facetas de quienes son, y los estamos alentando a aceptar a otros y a ser más tolerantes con respecto a las diferencias. Siempre y cuando se enfoquen en ser biculturales, al igual que bilingües, tú no estarás aislando a tu hijo, por el contrario, estarás abriéndole más puertas a ellos. 

Como padres, todos estamos intentando hacer lo que es mejor para nuestros hijos. Tenemos tantas preguntas y dudas sobre si estamos haciendo lo correcto o no, pero no permitas que alguno de los mitos que mencionamos se conviertan en preocupaciones para ti. Ya existen muchas otras cosas por las cuales preocuparse. 

¿Qué piensas tú? ¿Tienes alguna pregunta o duda sobre la crianza bilingüe? ¿Tal vez otros mitos que desmentir? ¡Comparte tus ideas en los comentarios de abajo! 

Este artículo fue originalmente publicado en inglés como “5 Things That Will Not Happen Because You Raise a Bilingual Child” en learnsafari.com 

Sobre la autora 

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

4 Cosas que debes hacer al criar niños bilingües

Wondering-about-the-World.jpg

Todos hemos escuchado que los niños son brillantes en el aprendizaje de nuevos idiomas. Sus cerebros están conectados para hacer exactamente eso y cuanto antes aprenden un nuevo idioma, mayor es la probabilidad de que logren hablarlo como nativos. Pero si es tan fácil para ellos aprender, entonces ¿por qué no hay más niños que hablen múltiples idiomas? ¿Por qué tantos niños de inmigrantes de segunda y tercera generación no hablan el idioma nativo de sus padres?

La respuesta corta es que es un trabajo duro. Puede ser fácil para un niño aprender, pero ser un padre que facilita el aprendizaje requiere un gran esfuerzo y dedicación. (Si deseas conocer algunas de las razones por las que he elegido criar a mis hijos para que sean bilingües, haz clic aquí (post escrito en inglés)).

Aprender idiomas es un proceso complejo y no hay un truco fácil para que tus hijos aprendan como por arte de magia. Sin embargo, tengo una lista de 4 cosas que necesitas hacer para que tus hijos sean bilingües o multilingües. Si se cumplen estas condiciones, el aprendizaje ocurrirá de forma natural. 

Debes hablar con ellos - mucho

¡De verdad! Hasta que tu garganta te duela. Si quieres criar niños que sean multilingües tienes que proporcionar la exposición y las oportunidades de usar los idiomas. Los niños aprenden el lenguaje observando el mundo que les rodea y el primer lugar dónde lo aprenderán es en casa. Los padres son los primeros y más importantes maestros de un niño y tenemos una gran influencia sobre qué y cómo aprenderán. Recuerda el dicho, la educación empieza en el hogar. Entonces, ¿cómo puedes enseñarle mejor a tus niños pequeños? Tienes que hablarles mucho. Deberías estar hablando con tus hijos acerca de todo lo que están haciendo y viendo, y, sobre todo lo que tú haces y vez. Así aprenderán vocabulario y gramática. He leído un gran blog en el que el autor habla de llenar la caja de lenguaje de su hija, ¡y pienso que es una metáfora fantástica! (Echa un vistazo a su entrada de blog aquí - escrita en inglés) Si después de que hayas pasado unas horas con tus pequeños no te duele la garganta, probablemente no has estado haciendo tu trabajo completo.

Debes leer con ellos

Una de las mejores cosas que se puede hacer con los niños es leer con ellos. Si le lees 20 minutos al día a tus hijos, ¡estarán expuestos a 1,8 millones de palabras al año! La lectura no sólo les ayudará a tus hijos con el desarrollo de varios idiomas, sino que les ayudará a practicar sus habilidades lingüísticas y suscitarán temas para una conversación continua. También es un buen momento para conectarse con la familia. Después de todo, lograr una conexión profunda es el punto del lenguaje.

Busca participación de la comunidad

Un indicador importante para el éxito multilingüe es la influencia de la comunidad en el lenguaje. Si los niños viven en una comunidad que apoya su bilingüismo, es mucho más probable que tengan éxito. Necesitamos hacer que sea necesario que los niños hablen con el segundo idioma, porque simplemente usarlo en casa con mamá o papá no será suficiente.

Familia, amigos y grupos de juego pueden ser grandes grupos de apoyo. Muchas veces se pueden encontrar escuelas, programas de inmersión en idiomas, o escuelas de idiomas donde se enseñe y use el segundo idioma. Otras grandes fuentes para el aprendizaje de idiomas son centros religiosos y culturales, ya que, muchas iglesias, mezquitas y templos quieren preservar el patrimonio y los idiomas también.

No te olvides de que puedes combinar actividades e intereses. Trata de encontrar clases e instructores para las actividades que tus hijos disfrutan que se enseñan en el idioma minoritario. Tal vez un profesor de baile que trabaje con tu hija en español, un profesor de música que podría hablar mandarín, o un instructor de arte que trabaje con tu hijo en francés. Haz una búsqueda por el Internet y en las redes sociales, porque quizás puedas encontrar a alguien que pueda combinar las habilidades que son importantes para ti y tu hijo.

Usa música, vídeos y aplicaciones

La tecnología es milagrosa. ¡Aprovechémosla! Nunca antes habíamos tenido acceso a tanta música en diferentes idiomas como lo hacemos ahora. Los niños, adolescentes y adultos adoran la música, así que es un medio muy bueno para practicar los idiomas. También hay muchos videos y aplicaciones que se hacen específicamente para que los niños aprendan y practiquen el lenguaje. Algunos son mejores que otros, así que por favor asegúrate de investigar bien una aplicación antes de gastar tu dinero. Tómate el tiempo para leer comentarios, preguntarle a la gente, e incluso jugar con las aplicaciones. También es una gran idea jugar con los niños o ver cuando ellos juegan a fin de ver cómo se están beneficiando y cómo se puede construir sobre lo que están aprendiendo.

La tecnología no es un reemplazo para la interacción humana, pero puede ser un gran sistema de apoyo para nuestras metas de aprendizaje de idiomas. Por esa razón hemos creado Spanish Safari y English Safari, dos programas que pueden ayudar con el aprendizaje del segundo idioma de tu pequeño. 

Ten en cuenta, el aprendizaje de idiomas no es un sprint, sino un maratón. Se necesita una vida para aprender, así que anima a tus hijos a ser aprendices de por vida. Puede ser que tengas retrocesos y tal vez no serás capaz de hacer todo lo anterior, pero no te rindas. ¡El que se cansa pierde!

¿Qué condiciones crees que deben cumplirse para que un niño aprenda varios idiomas? ¡Me encantaría saber tu opinión en los comentarios!

Sobre la autora

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

1 Consejo que cambió la forma en que enseño un segundo idioma

IMG_1239.JPG

Cuando Learn Safari comenzó, el equipo estaba conformado por solo algunos miembros trabajando a oscuras. Sinceramente, no teníamos ni idea de lo que estábamos haciendo, pero sabíamos que queríamos crear algo que pudiera alentar a los niños a aprender y usar su español. Sabíamos que queríamos crear un programa que fuera de gran calidad, divertido para los niños, una herramienta para los niños, familias y educadores. Como profesora de español de secundaria, madre bilingüe, y ahora maestra de preescolar en una escuela bilingüe, traje conmigo la experiencia de campo, pero no tenía idea de cómo convertirlo en algo “tangible”.

Tuvimos que auto-educarnos en la mejor forma posible, y la mejor forma de hacerlo es leyendo. Leímos todo lo que tenía que ver con el aprendizaje de idiomas, tecnologías para la educación, creación de juegos, ludificación, creación de aplicaciones para dispositivos móviles, manejo de recursos, creación de equipos virtuales, mercadeo, etc. Algunas veces sentí que leía demasiado y que se mezclaría todo en una sola masa. Sin embargo, ya pasado el tiempo, me di cuenta de que había aprendido mucho y verdaderamente había internalizado parte de la información.

No existe mejor ejemplo de la parte de la información que aprendí leyendo los libros, blogs y artículos de Tim Ferriss. Si no saben quién es Tim Ferriss les recomiendo que revisen su libro más vendido “The 4 hour week” (La semana laboral de 4 horas) El Sr. Ferris tiene muchas ideas (sobre toda clase de temas) y con algunas estoy de acuerdo, con otras no, y otras las he olvidado por completo, pero algunas las he absorbido totalmente. Una de estas ideas en particular ha cambiado completamente mi método de enseñanza en la escuela, en mi casa y en las aplicaciones de Learn Safari, y hoy estoy aquí para compartirla con ustedes.

Es la idea de cuando uno está enseñando un nuevo concepto y vocabulario, se puede usar la traducción y se debe decir la palabra en la lengua materna primero y seguir con la lengua secundaria.

¿Cómo funciona?

La idea de inmersión completa, de simplemente lanzarse a nadar o ahogarse, ha sido muy popular en la enseñanza de idiomas. La idea es que si se sienten obligados a comunicarse en un idioma, no se tendrá más opción que aprender. La realidad es que, a menos que tengamos la posibilidad de ir a un país donde sólo se hable el idioma deseado, no tendremos esa motivación. Inclusive bajo esas circunstancias por lo general conseguimos formas de usar nuestra lengua materna para ayudarnos a aprender.

La inmersión total es ideal, pero de manera en que la educación bilingüe se va haciendo más común en EUA (que aún necesita ponerse al día con gran parte del resto del mundo), maestros de aula y padres se están dando cuenta de que utilizar los conocimiento que los niños ya han adquirido y construir sobre ellos los nuevos conocimientos es una forma muy efectiva de ayudar a los niños a aprender un nuevo idioma.

Como padre, ¿se te dificulta lograr que tus hijos entiendan y usen el idioma que deseas que aprendan? Es probable, pues los niños van a hacer lo que se les haga más cómodo, y hablar en la lengua materna siempre va a ser más cómodo. Muchas veces tenemos esta idea de que debemos escoger un método de adquisición de idiomas, OPOL*, MLAH* entre otros, pero ¿y si no es efectivo? ¿Qué pasa si tus hijos no está siendo expuestos al idioma minoritario el tiempo necesario para la adquisición de dicho idioma, o si se han quedado atrás en el uso del idioma minoritario y simplemente no entienden lo que tratas de decirles? Entonces usar este concepto de decir una oración en el idioma minoritario y luego traducirlo a su lengua materna pudiera ser muy beneficioso para tus hijos.

¿Por qué funciona? Porque cuando los niños (inclusive los adultos) escuchan algo que no entienden simplemente lo ignoran. Pero, cuando se les habla a los niños primero en su lengua materna, ya tienes su atención, y ellos ya tienen una imagen mental y entienden los que se les está comunicando, y es ahí cuando se les empareja con esta nueva información, la forma en que se dice en el idioma minoritario. Esta es una forma de crear una conexión, la cual luego se refuerza usando la misma oración varias veces.

Tu no tienes que usar esta técnica con todo lo que dices, sólo con aquellos conceptos que tus hijos no entienden, y entonces la técnica se va usando menos en la medida en la que vayan entendiendo más.

Maneras en las que he implementado esta técnica

Como lo mencioné anteriormente, soy maestra de preescolar. Específicamente enseño VPK (Pre-Kinder Voluntario por sus siglas en Inglés) y entre 85 a 90% de mis estudiantes están aprendiendo inglés siendo el español su lengua nativa. Es mi trabajo enseñarles inglés y prepararlos para la lectura, las habilidades sociales y de comunicación que necesitarán para Kindergarten y los siguientes grados. Conozco la importancia de mantener, y aprender en su lengua materna, por lo cual trabajo en el aula y, junto a sus padres, para asegurarme que el español siga siendo parte importante de sus vidas y de su educación. Por esta misma razón llevo un aula bilingüe.

Tener un aula bilingüe es un constante experimento en lenguaje y organización. Todas mis etiquetas están en inglés y español, tenemos música y libros en ambos idiomas, hora del círculo, el trabajo en pequeños grupos y centros se conducen en ambos idiomas y yo estoy constantemente cambiando idiomas, dependiendo de las necesidades del niño con el cual esté interactuando.

Este último año decidí usar esta estrategia de usar primero la lengua materna seguida del segundo idioma de forma intencional y consistente. Este fue el caso con mis estudiantes que no tenían conocimiento alguno del idioma inglés al principio del año escolar. Yo comencé por leerles los cuentos primero en español antes de leérselo al grupo en inglés. Cuando debía introducir nuevo vocabulario lo hacía primero en español y luego en inglés. La explosión del idioma que ocurrió en este año escolar fue grandioso. Yo estaba asombrada de cuánto estas brillantes mentes pequeñas habían aprendido en 1 año. Por primer vez estoy segura en un 100% que mis alumnos, incluyendo a aquellos que entraron sin conocimiento alguno del inglés, están completamente listos para Kindergarten.

En casa he invertido la estrategia, aún cuando usamos tanto el inglés como el español en nuestro hogar, debo admitir que el inglés es el idioma dominante de mis hijas. El entorno es mayoritariamente en inglés y como su principal fuente de español debo ser intencionalmente más consistente con el uso del español. De esta forma cuando debo presentarle a mis hijas un nuevo concepto se los digo primero en inglés y luego en español. Hago que mis hijas repitan en español y pronto estas nuevas palabras se convierten en parte de su vocabulario. Como lo mencioné anteriormente, no es necesario emplear esta técnica todo el tiempo, pero si sentimos que nos estamos quedando atrás, o si estamos hablando de conceptos totalmente nuevos, esta estrategia es oro puro.

Lo he dicho antes, y lo repito ahora (una y otra vez): ¡Criar y educar hijos políglotas es trabajo duro! Es necesario ser consistentes, intencionales, creativos y pasar por mucho ensayo y error para hacer que funcione. No siempre va a ser bonito, pero los resultados y el trayecto en sí mismo valen la pena. Con este consejo he conseguido una herramienta efectiva para mi arsenal de enseñanza, espero que te resulte efectivo a ti también.

¿Qué tal tú? ¿Tienes algún consejo o truco para aprender idiomas? ¡Me encantaría escucharlos! Puedes compartirlo en la sección de comentarios.

OPOL: One Parent One Language (Un Padre Un Idioma)

MLAH: Minority Language At Home (Idioma Minoritario En Casa)

Este artículo fue originalmente publicado en inglés como “1 Tip That Changed The Way I Teach a Second Language” en learnsafari.com

 

Sobre la autora

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

 

7 Consejos para ayudar a tu hijo resistente a hablar un segundo idioma

Bilingual+Child.jpeg

Cuando comencé por primera vez este viaje de criar niñas bilingües, pensé que lo tenía todo resuelto. ¡Pensé que sería extremadamente fácil que mis hijas hablaran varios idiomas! Simplemente no pude entender por qué los padres que hablaban varios idiomas tenían hijos que no hablaban los mismos idiomas. Debe ser pereza, ¿verdad? ¡Vaya, no sabía lo difícil que sería este viaje! 

Si has leído alguna de mis publicaciones pasadas, entonces sabes que soy madre de 3 niñas (¡SÍ! ¡TRES! Mi pobre esposo) y nosotros hablamos inglés y español en casa. La bebé que tiene solo 1 año responde y emula palabras en inglés y en español. Mi hija mayor, que ahora tiene 5 años y medio, es bastante fluida en ambos idiomas y se considera completamente bilingüe. ¡Ella fue una habladora temprana y siempre ha tenido mucho que decir tanto en inglés como en español! Mi segunda hija acaba de cumplir 4 años y ella es definitivamente mi comodín. Ella ha sido un poco difícil en todos los sentidos, ¡pero aún así tiene a toda la familia encantada! Ella también es la que se niega a “talk in spañol”. 

Todos sabemos que criar a niños multilingües es trabajo duro. Se necesita mucho esfuerzo concentrado. Debes crear un mundo paralelo en el cual tu hijo tenga la necesidad de hablar un idioma distinto al de la comunidad. Algunas comunidades son más abiertas a esto; vivir en Florida significa que asegurarse que mi hijo hable español es mucho más fácil que vivir en, digamos, el medio oeste. Pero, ¡honestamente nunca esperé que mi batalla más grande viniera del rechazo de mi propia hija a participar en nuestro viaje bilingüe! 

Mi historia, sin embargo, no parece ser una historia única. ¡Hay varias personas de las que he oído hablar que han experimentado esta situación con sus hijos o incluso fueron ellos mismos cuando eran niños! (Echa un vistazo a esta publicación del blog para leer sobre una de esas historias). He leído sobre muchas más situaciones de este tipo en algunos grupos y personas que he conseguido en las redes sociales. 

Así que, con mis experiencias y las experiencias de otros en mente, he creado una lista de consejos y trucos que yo he usado exitosamente para ayudar a mi hija a querer hablar “¡SPAÑOL!” 

Reconoce el disgusto y trata de llegar al fondo del mismo 

Creo que es importante reconocer y validar los sentimientos de tu hijo. Ellos necesitan saber desde una edad temprana que tienen voz y necesitan aprender cómo expresarla apropiadamente. Por lo tanto, descubrir por qué tu hijo no quiere hablar el idioma es extremadamente importante. Solo después de llegar al fondo de eso, puedes ayudar a resolver esos sentimientos. 

En el caso de mi hija, ella se resiste a hablar en el idioma minoritario (español) simplemente porque es difícil. Ella debe esforzarse, y ¿quién no preferiría hacer algo más fácil? Pero estoy intentando enseñarle a ser persistente, así que hablamos sobre cómo a pesar de que es difícil, no nos podemos dar por vencidos a algo que es tan importante. Y le dejo saber que estoy aquí para ayudarla, que está bien cometer errores, y que a medida de que ella continúe trabajando en su español, tendrá más éxito con él.    

Seguir usando el segundo idioma 

Incluso cuando ella lo odia, yo continuo usando el español. Debo admitir que es difícil para mí, porque cuando estoy rodeada de tanto inglés, es natural que fluya el inglés. Entonces, hago un esfuerzo concentrado en usar el español. ¡Y puedo honestamente decir que ella entiende todo lo que le digo!    

Ayuda a tu hijo a decir lo que quiere decir 

Entender un idioma es el primer paso (lenguaje receptivo) pero se necesita de mucho más para usar realmente el lenguaje (lenguaje productivo). Es por eso que yo usualmente la ayudo a decir las palabras que ella necesita. Le pediré que me lo diga en español, y puede que ella encuentre un par de palabras, pero no toda la oración. Entonces, simplemente hago un modelo de oración para ella y hago que la repita.  

Le hago saber que está bien cometer errores y que si ella necesita ayuda, puede pedírmela. Intento no corregirla diciéndole que dijo algo mal, lo que hará que ella se calle. En su lugar, modelo la forma correcta de decirlo y usualmente ella lo repite. 

IMG_6045.JPG

Usa los juegos y los medios a tu favor 

Los niños tienen acceso a tanta información, medios, tecnología y juegos. Trato de limitar la cantidad que usan y trato de hacer que varíen las maneras en que gastan su tiempo. ¡Pero estoy de acuerdo con que utilicen los medios de manera moderada y responsable, y siempre trato de usar su amor por ellos en mi beneficio! 

Siempre pongo sus dibujos animados en español (¡yay Netflix!) Y también tengo un par de aplicaciones que usan. Y, por supuesto, han sido fieles testers de Spanish Safari. Después de todo, ¡lo he estado escribiendo con ellas en mente! 

Creo que es importante para ellos tener otras fuentes de lenguaje auténtico y tener los programas y los juegos que les gustan hacerles saber que el español es divertido y que hay todo un mundo de personas que usan el idioma. 

Usa la música 

La música es una forma increíble de compartir no solo un idioma, sino también una cultura. Somos una familia amante de la música y escuchamos mucha música en español. Todo desde pop, hasta rancheras, vallenato, joropo, salsa y más. Sus vidas están llenas de música y danza y, sin saberlo, están siendo educadas. Puede que a mi pequeña rebelde no le guste "hablar en español", ¡pero a ella si que le gusta cantar en ella! 

Busca compañeros y grupos sociales 

Esto puede no ser fácil dependiendo de tu cuál sea tu segundo idioma y de tu ubicación en el mundo, pero encontrar grupos y amigos donde se habla el idioma de destino es enorme. Saber que no es solo mamá o papá quien habla un idioma puede animar a los niños a intentarlo por razones sociales. Es una forma positiva de presión de grupo y deberíamos aprovecharla cuando podamos. 

Lee libros 

Quizás puedo parecerte un disco rayado (ya que hablo mucho de esto en mis blogs). ¡Pero realmente no hay nada mejor que puedas hacer por tu hijo que pasar tiempo leyendo juntos! Y, por supuesto, leer en el segundo idioma equivale a tener éxito. Introduce cientos de palabras de vocabulario nuevas, te ayuda a modelar la gramática activamente y les permite pasar tiempo juntos usando el segundo idioma.

Cuando soy consistente en el uso de los consejos anteriores, mi pequeña rebelde se vuelve mucho más entusiasta acerca del uso del español. Ella pone más esfuerzo y se divierte al experimentar estas actividades. Sin embargo, si me deslizo un poco, volvemos a no querer hablar en español. Al igual que con cualquier otra cosa, tenemos que volver al caballo, por así decirlo. Pero la consistencia realmente es clave al criar niños multilingües, especialmente con los oradores más reacios. 

 ¡Esta batalla de ninguna manera ha terminado para mí! Por lo tanto, me encantaría saber de ti. ¿Qué consejos tienes para ayudar a tu hijo a hablar el segundo idioma? ¡Por favor, déjalo en los comentarios!

Está publicación apareció por primera vez en inglés en nuestro blog http://blog.learnsafari.com ¡Dale un vistazo para ver más publicaciones! Si te gustó esta publicación, dale un poco de amor para que otros puedan verla también.

Sobre la autora 

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

3 Razones por las que deberías criar a tus hijos para ser bilingües

IMG_9330.jpg

Tengo dos hermosas hijas y como todo padre, quiero lo mejor para ellas. Las amo con todo mi corazón y mis sueños para ellas son grandes. Sin embargo, con tantas opciones fácilmente disponibles, todas las “cosas buenas” que YO DEBO hacer por ellas son a veces ¡abrumadoras! Pero la realidad es que cada uno de nosotros tiene que escoger sus batallas y saber que aunque nosotros como padres no seamos perfectos, nuestros hijos estarán bien.

Una de las batallas que escogí fue criar a mis dos hijas para que fueran bilingües. ¿Por qué? Aquí están mis razones basadas en una investigación:

Los bebés nacen listos para aprender y una de las cosas para las que están preparados para aprender es el lenguaje

Los bebés nacen listos para aprender y una de las cosas para las que están preparados para aprender es el lenguaje

1. El increíble cerebro de los niños (¡PUEDEN ser bilingües!)

¡Sabemos que los niños tienen cerebros maravillosos, hermosos y espectaculares! ¿Alguna vez has visto a tu hijo y te ha sorprendido todas las cosas nuevas que está constantemente aprendiendo? Pareciera que todos los días señalara algo nuevo y me pregunto de dónde lo aprendió.

Es porque los bebés nacen listos para aprender y una de las cosas más fáciles de aprender para ellos es el lenguaje. En realidad, nosotros no tenemos que enseñarles a nuestros hijos a hablar. Ellos aprenden cómo hacerlo al observar e imitar el mundo que los rodea. Mientras son jóvenes, tienen la capacidad de distinguir y aprender varios idiomas usando las mismas técnicas.

Introducir un nuevo lenguaje tempranamente aumenta la probabilidad de que los niños lo hablen como un nativo. Sin embargo, nunca es tarde para comenzar a aprender un segundo idioma y los beneficios son enormes.

Aprender más de un idioma puede aumentar el tamaño del cerebro y también puede mejorar el funcionamiento cerebral

Aprender más de un idioma puede aumentar el tamaño del cerebro y también puede mejorar el funcionamiento cerebral

2. Desarrollo cerebral continuo 

Aprender más de un idioma puede aumentar el tamaño del cerebro y también puede mejorar la función del mismo. De hecho, las investigaciones muestran que las personas que hablan varios idiomas son mejores en las pruebas estandarizadas, planificación y toma de decisiones, alternar entre tareas, entender a los demás y escuchando. Tienen mejor memoria, control de impulsos, son más creativos y pueden enfocarse mejor.

Hubo un momento en que a la gente le preocupaba que enseñarle a los niños más de un idioma les causará retrasos y confusión en el lenguaje. La ciencia, sin embargo, ha demostrado que esto no podría estar más lejos de la verdad. ¡Aprender un segundo (o tercer) idioma puede en realidad ejercitar tu cerebro! De hecho, los estudios muestran que hablar varios idiomas puede evitar el Alzheimer y otras formas de demencia más tarde en la vida. Los beneficios de “ejercitar tu cerebro” con un segundo idioma son efectivos ya sea que hayas comenzado en tu juventud o que lo aprendas como adulto.

Se solía recomendar a los padres no compartir su idioma nativo y, desafortunadamente, se rompieron muchos lazos culturales como resultado de este error

Se solía recomendar a los padres no compartir su idioma nativo y, desafortunadamente, se rompieron muchos lazos culturales como resultado de este error

3. Conciencia cultural 

Como lo mencioné anteriormente, hubo un tiempo en el que se pensaba que enseñar a los niños un segundo idioma los confundía. Los padres se desanimaron de hacerlo y desafortunadamente muchos lazos culturales se rompieron como resultado de este concepto erróneo.

Nací en Venezuela y me mudé a los Estados Unidos cuando tenía once años. Crecí en un ambiente bilingüe, con mi padre hablándonos a mí y a mis hermanos en español, y mi madre hablándonos en inglés. Quiero asegurarme de que mis hijas tengan una conexión con sus raíces y estoy recreando el entorno en el cual crecí. Quiero que aprendan español, no solo por los beneficios cognitivos y las oportunidades que les brindará, sino también para que puedan experimentar las ricas historias culturales compartidas por hispanohablantes de todo el mundo.

Aprender sobre el mundo y desarrollar empatía por otras culturas es uno de los más grandes beneficios de aprender un segundo idioma. Es la puerta de entrada para comunicarse con otros y nos permite ganar una comprensión más profunda del mundo que compartimos. Sin embargo, incluso si no hablas un segundo idioma; recomiendo encarecidamente a las familias aprender un nuevo lenguaje juntos. Adultos y niños se beneficiarán de la experiencia.

Ayudar a los niños a aprender otro idioma no es una tarea fácil. Requiere compromiso, esfuerzo, y recursos. Por eso es que soy parte del equipo de Learn Safari. Estamos dedicados a ayudar a los niños a aprender español de una manera divertida e interactiva. Puedes consultar nuestras aplicaciones en https://www.learnsafari.com

Está publicación apareció por primera vez en inglés en nuestro blog http://blog.learnsafari.com ¡Dale un vistazo para ver más publicaciones! Si te gustó esta publicación, dale un poco de amor para que otros puedan verla también.

Sobre la autora 

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

Si deseas leer algo de la investigación sobre los niños y el bilingüismo, consulta los siguientes enlaces:

http://www.cal.org/earlylang/benefits/research_notes.html

http://www.bbc.com/news/health-24446292

http://www.sciencedaily.com/releases/2012/10/121008082953.htm

http://bebrainfit.com/brain-benefits-learning-second-language/)memory

https://bebrainfit.com/benefits-learning-second-language/