5 cosas que no pasarán simplemente porque estás criando a un niñ@ bilingüe

Foto por: Katrise Armour Kalougin

Foto por: Katrise Armour Kalougin

Así que estás criando a un niño bilingüe. ¿Estás preocupado de que sólo vas a lograr que se confunda o retrasar su desarrollo del lenguaje? ¿Por qué no esperas a que establezca su primera lengua antes de intentar enseñarle otro? 

Lo he escuchado todo antes y estoy segura de que tú también. Cuando se está criando a un hijo para que hable más de un idioma salen a relucir muchos mitos, opiniones y preguntas sobre si estás haciendo lo correcto con tu hijo o no. Es difícil poner a los escépticos de nuestro lado (si quieres leer más sobre cómo poner a los escépticos de tu lado sigue este enlace, ([escrito en inglés]), ¡y sentirás que no tienes ni tiempo para dedicárselo a los escépticos! Pero la realidad es que estas preguntas y mitos pudieran estar haciéndote ruido en la cabeza. Pero estoy aquí para desmentir los mitos sobre la crianza bilingüe. 

El bilingüismo no va a confundir a tu hijo 

Esta pareciera ser la mayor preocupación de los padres criando hijos bilingües y/o políglotas. Es uno de los temas más comunes en los grupos de padres de internet. Preguntas tales como: “¿Se confundirá mi hijo si trato de enseñarle 3 idiomas?”, “¿Se confundirá mi hijo si no me adhiero a OPOL? (Un Padre Un Idioma por sus siglas en Inglés)”, “¿Se confundirá mi hijo si cambio de un idioma a otro?”, “¿Se confundirá mi hijo si no hablo el idioma de forma nativa?”, “¿Se confundirá si tengo acento?” Bueno, la respuesta corta a estas preguntas es simplemente NO. 

Puedes estar seguro de que los niños pequeños están programados para aprender idiomas. De hecho, al nacer, un bebé puede ya distinguir entre los idiomas e inclusive muestra preferencia por el idioma materno. Aún cuando veas que tu hijo está usando oraciones complejas con palabras de ambos idiomas no significa que está confundido. En la medida en que van creciendo ellos podrán distinguir y clasificar mejor los idiomas. Para cuando mi hija mayor tenía 3 años ella podía decirte “se dice orange en inglés y anaranjado en español” y ella no es la única. Como maestra de preescolar en un aula bilingüe puedo decirles que todos los niños pueden hacer esto y cambiar de un idioma a otro sin confusión alguna. 

Ahora, esto no es para negar los beneficios de OPOL, lengua minoritaria en casa, o cualquier otro método que uses para enseñarle los idiomas. Estos métodos sirven para que nosotros los adultos nos organicemos mejor en el hogar y darnos un método para  asegurarnos de exponer a los niños al idioma que queremos enseñarles. Pero el punto es que no importa qué método decidas emplear, o apegarse al método el 100% del tiempo, tu hijo no van a confundirse. 

El bilingüismo no le va a causar retrasos de comunicación

Este mito es muy popular entre los escépticos y hasta entre padres de niños bilingües. La preocupación de que al hablar más de un idioma su hijo se tardará más en hablar o le causará dificultades del habla, es muy común. Algunos padres deciden dejar de enseñarle a su hijo una segunda lengua hasta que la lengua nativa del niño se haya “desarrollado” por esta misma razón. También existen padres que deciden seguir criando a su hijo como políglota a pesar de esta inquietud, pero se dan cuenta eventualmente de que el niño resolverá esto en su momento. La realidad es que ser políglota no causa retrasos en el lenguaje. 

Es importante recordar que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y que el rango normal del desarrollo del habla es muy amplio. Niños bilingües y políglotas que padecen retrasos en el desarrollo del habla pudiesen padecerlos inclusive si solo estuviesen expuestos a un solo idioma. Esto se puede observar en la misma familia donde un niño puede mostrar retrasos en el habla y otro no.

Existe la preocupación de que los padres ignoren el retraso en el habla de su hijo porque asumen que es sólo confusión o retraso por hablar más de un idioma y que se resolverá por sí solo. He visto que esto sucede tanto en los hogares como dentro del sistema escolar. Las dificultades del lenguaje o retrasos son atribuidos a la lengua materna o a la segunda lengua y el hecho está en que el verdadero problema pasa desapercibido.  

Recuerda, una intervención oportuna puede hacer la diferencia en el desarrollo del habla de un niño y evitarte muchas dificultades y dolores de cabeza a futuro. Así que si te preocupa no tardes en buscar ayuda de un doctor, educador o terapeuta del habla. Es mejor resolver el problema oportunamente que dejarlo seguir su curso y crearle más dificultades al niño a futuro. 

El bilingüismo no hará que tu niño tenga un retraso en la lectura

Tal y como los con retrasos en el habla, no existe evidencia de que hablar más de un idioma pueda causarle dificultades de lectura a tu hijo. De hecho, muchos niños aprenden a leer exitosamente en varios idiomas de manera simultánea. Realmente depende de ti y tu hijo el leer en un solo idioma o en varios idiomas al mismo tiempo.  

El que un niño pueda leer de manera exitosa no depende de ser o no bilingües, pero sí depende de muchos otros factores con los que puede empezar a influenciar desde el momento de su concepción. Lo más importante es cuánto le lees a tu hijo. De hecho, leerles en voz alta es “sencillamente la actividad más importante para construir el conocimiento requerido para su eventual éxito en la lectura”. Es también, el mejor indicador de futuros logros de tus hijos. Léele a tu hijo todos los días en cada idioma de manera que puedas asegurarte de que tus hijos sean excelentes lectores y desarrollar más aún el idioma y su relación. 

El bilingüismo no dañará su capacidad intelectual

En el pasado, investigadores, educadores, doctores y el público en general creían que el bilingüismo afectaba negativamente las habilidades cognitivas de las personas. Durante generaciones, en los Estados Unidos de América se esperaba que las personas se adaptaran y asimilaran las costumbres y el idioma de su nueva tierra y se les alentaba a dejar atrás sus tradiciones e idiomas nativos. Estudios actuales muestran que el bilingüismo trae de hecho muchos beneficios cognitivos, al igual que beneficios sociales.

Ser bilingüe afecta las funciones ejecutivas del cerebro, esto significa que mejora la habilidad de seleccionar o ignorar información. Individuos bilingües muestran mayor flexibilidad para el pensamiento crítico, se desempeñan mejor en exámenes estandarizados, son mejores planificando y tomando decisiones, cambiando de tareas, comprendiendo a terceros y escuchando. También muestran mejor memoria, control de los impulsos, son más creativos y tienen mejor concentración. 

El bilingüismo no hará que tu hijo se aisle de la cultura mayoritaria

Nuestro deseo de encajar y de que nuestros hijos se sientan a gusto hace que nos preocupe el hecho de si enseñarles una segunda lengua les dificultará hacer nuevos amigos o integrarse a la sociedad. Especialmente cuando miramos atrás y sentimos que éramos muy diferentes a los demás y que no quisiéramos eso para nuestros hijos. En nuestro mundo globalizado el concepto de ser bilingüe y bicultural es mucho más común. Al enseñarle a nuestros niños no sólo sobre el idioma, sino también sobre la cultura, los estamos enseñando a aceptar muchas facetas de quienes son, y los estamos alentando a aceptar a otros y a ser más tolerantes con respecto a las diferencias. Siempre y cuando se enfoquen en ser biculturales, al igual que bilingües, tú no estarás aislando a tu hijo, por el contrario, estarás abriéndole más puertas a ellos. 

Como padres, todos estamos intentando hacer lo que es mejor para nuestros hijos. Tenemos tantas preguntas y dudas sobre si estamos haciendo lo correcto o no, pero no permitas que alguno de los mitos que mencionamos se conviertan en preocupaciones para ti. Ya existen muchas otras cosas por las cuales preocuparse. 

¿Qué piensas tú? ¿Tienes alguna pregunta o duda sobre la crianza bilingüe? ¿Tal vez otros mitos que desmentir? ¡Comparte tus ideas en los comentarios de abajo! 

Este artículo fue originalmente publicado en inglés como “5 Things That Will Not Happen Because You Raise a Bilingual Child” en learnsafari.com 

Sobre la autora 

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

Keli Garcia Allen