5 consejos para que los escépticos de la familia se sumen a tus objetivos bilingües

Siempre asumí que criaría a mis hijos para hablar español e inglés. No lo pensé mucho, porque es la forma en que me criaron a mí. Con esa suposición, sin embargo, vino la ignorancia de las muchas complicaciones y dificultades que tendría que enfrentar. Como siempre digo, criar niños para que hablen varios idiomas requiere mucho esfuerzo. También requiere planificación y apoyo.

Me he topado con historias de muchos padres que no tienen apoyo cuando se trata de criar a sus hijos en más de un idioma. Esto es especialmente cierto cuando solo uno de los padres habla el idioma objetivo que desea que aprendan sus hijos. A veces el esposo no está a bordo, o los abuelos no son de apoyo. A veces puede sentirse como si estuvieras jugando a la defensiva contra miembros de tu familia que simplemente no están de acuerdo con la forma en que estás criando a tus hijos.

No voy a mentir, tengo un apoyo increíble y mi esposo QUIERE que mis hijas hablen más de un idioma. No solo están de acuerdo conmigo en esto, ¡sino que están entusiasmados con la idea! Sin embargo, dado que soy la única hablante de español fluido en mi hogar, y que mi esposo y mis suegros no hablan español con fluidez, sí tengo una idea de los obstáculos que una familia puede enfrentar al enseñarle a sus hijos un segundo idioma. Por lo tanto, voy a compartir con ustedes 5 consejos para incluir a personas que no hablen el idioma objetivo en esta parte tan importante de la vida de tus niños.

1. Comparte artículos, estudios y blogs sobre los beneficios del multilingüismo

A veces, las personas no entienden qué tan beneficioso es aprender un segundo (o incluso un tercero o cuarto) idioma. La idea antigua de creer que los niños se confundirán y no aprenderán bien un segundo idioma es aún creído por algunas personas. Incluso aquellos que apoyan el bilingüismo a menudo se preocupan de que el habla de sus hijos se retrase al aprender más de un idioma. Como defensores del bilingüismo, ¡recae en nosotros educarlos! Hay muchos artículos e informes de investigación que destacan los muchos beneficios mentales, sociales, y profesionales del bilingüismo. Ayuda a que tu familia conozca esto y se volverán sus aliados en el viaje de aprendizaje de idiomas que usted ha elegido.

2. Enséñales pedacitos del idioma

Incluye a otros en el proceso. Enséñales algo del idioma o mejor aún, ¡deja que tu(s) hijo(s) les enseñen! Algunos miembros de la familia pueden querer estudiar el idioma intensamente, mientras otros estarán satisfechos con solo aprender un par de palabras.

Mi esposo, quien como dije antes está entusiasmado con respecto al Español, sabe y entiende mucho (más de lo que realmente deja ver en realidad). Pero a menudo me pregunta cómo decir ciertas cosas para que pueda enseñarles algo nuevo a nuestras hijas. Por un tiempo, incluso tuvimos palabras de vocabulario publicadas en toda la casa ¡para que él pudiera practicar! Fue realmente lindo y un gran tema de conversación cuando las personas venían de visita.

3. Inclúyelos en celebraciones culturales

Otra gran manera de hacer que las personas se interesen por un idioma es enseñarles sobre la cultura. Cualquier profesor de idiomas sabe que la clave para lograr que los alumnos se involucren en clases es enseñarles sobre las personas, lugares, comidas, música y costumbres de los lugares que usan el idioma objetivo. Si deseas que tus hijos no solo sean bilingües, sino también biculturales, es importante participar en este tipo de celebraciones. Ya sea que estés organizando una comida cultural, presentando una celebración, o asistiendo a una fiesta cultural, incluir a miembros familiares es una forma clave de hacerlos más comprensivos y solidarios de tus objetivos y de quiénes son ustedes como familia.

4. No los dejes fuera de la conversación

Este es a menudo un punto de contención. Algunas personas piensan que es grosero hablar otro idioma frente a personas que no entienden y otros no están dispuestos a comprometer sus objetivos lingüísticos para acomodar a otros. ¡Ahora, es muy importante que tu(s) hijo(s) a menudo escuchen y participen en el idioma objetivo, o nunca aprenderán completamente! Sin embargo, es también importante recordar que el objetivo del lenguaje es que las personas se conecten. No es justo que los familiares y amigos sientan que no pueden conectarse con tu hijo.

Habiendo dicho eso, hay formas de asegurarse de que las personas sientan que son parte de la conversación cuando están cerca. Puedes hablar con los niños en el idioma objetivo y luego traducir para otros o incluso pedirle a tu hijo traduzca para ellos. Recuerda estar consciente de tu entorno. Una cosa es tener una conversación individualizada con tu hijo en el idioma objetivo, incluso si hay otras personas alrededor, y es completamente diferente dominar la mesa a la hora de la cena con una conversación que otros no entienden. Ten en cuenta los sentimientos de las personas y siempre y cuando tengan suficiente tiempo juntos en su idioma objetivo, traducir para los demás y alentar a tu hijo a comunicarse con los demás no le hará daño. De hecho, ayudará a los demás a sentirse parte del aprendizaje.

5. Asegúrate de enfatizar que el idioma del resto de tu familia también es importante y valioso

A menudo, uno de los mayores determinantes de si los miembros de la familia apoyarán su elección sobre el idioma es si sienten que se les está dejando a un lado o no. Los padres y abuelos quieren ser importantes para los niños y si sienten que sus contribuciones están siendo subvaluadas, se resistirán. Un padre que siente que no puede comunicarse con un niño o una abuela que siente que no es apreciada ni deseada, a menudo arremeterá contra la idea de que un niño sea bilingüe. Es importante enfatizar que su lenguaje, cultura y tradiciones son igual de importantes. Alienta la comunicación y haz que pasen tiempo juntos. Equilibra las experiencias de tu hijo y se redondearán y podrá navegar en ambos mundos. Espero que esta pieza sea de aliento para ti. Es importante tener aliados cuando crías a tus hijos para que sean bilingües. Es un trabajo lo suficientemente duro sin tener que discutir constantemente y defender tus elecciones. Incluir a los miembros de la familia, incluso si no hablan el idioma objetivo, te ofrecerá el apoyo y el aliento que tanto necesitas.

¡Queremos escuchar de ti! ¿Has encontrado resistencia a tus objetivos lingüísticos para tus hijos? ¿Cómo lo manejaste? Haznola saber en los comentarios a continuación.

Sobre la autora

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

Keli Garcia Allen