Cómo aprovechar al máximo el verano de tu hijo bilingüe  

IMG_2161.jpg

¡Es esa época del año otra vez! Está sofocante (sé que no es sólo en Florida), la escuela se ha terminado, y todo lo que quieres hacer es encontrar una playa, un lago o una piscina para refrescarte y entretener a tus hijos. Como maestros, nos encanta este respiro de la escuela, aunque muchos de nosotros tengamos un segundo empleo o, como mínimo, sigamos preparándonos para el año escolar. Para los padres, sin embargo, ¡puede ser una época del año abrumadora!  

Entonces... ¿qué vas a hacer este verano? Después de todo, necesitas mantener tu cordura, mantener a los niños ocupados y evitar ese desliz de aprendizaje de verano.  

Cada año, veo el verano como una oportunidad. Una oportunidad para renovarme a mí misma y a mi clase, y, una oportunidad para que mis hijos se renueven a sí mismos también. El verano DEBERÍA ser todo sobre jugar, pero si recordamos que "el negocio de la infancia es el juego", entonces también deberíamos recordar que a través del juego hay grandes oportunidades para aprender.  

 

¡Así que aquí hay algunas maneras de aprovechar al máximo tu verano!   

1.    Haz ese viaje. El verano es un buen momento para tomar unas vacaciones, así que ¿por qué no visitar un lugar donde se habla la lengua de destino? Ya sea que vayas a visitar a tu familia o a visitar un lugar por primera vez, el verano es un buen momento para hacer un viaje.   

2.    Inscribe a tu hijo en el campamento de verano. Los campamentos de verano de inmersión lingüística son cada vez más populares. Dependiendo de la zona en la que vivas, es posible que encuentres un campamento de verano en tu segundo idioma preferido para que tu hijo perfeccione sus habilidades lingüísticas.   

3.    Lectura de verano. La lectura de verano es una de las mejores cosas para que tu hijo siga aprendiendo durante el verano. Trata de establecer un plan de lectura en el segundo idioma. Ayuda a tu hijo/a a hacer una lista de todos los libros en el segundo idioma que él o ella lea durante el verano y establece un sistema de recompensas. Sólo recuerda darle la flexibilidad de elegir qué leer y cuándo (tener autonomía le dará los mejores resultados).  

4.    Déjalos jugar. No hay nada malo en tener un verano relajado y dejar que los niños se "aburran" y tengan que pensar cómo entretenerse. Dar a los niños espacio y tiempo para ser creativos es crucial y ¡ellos realmente necesitan más de eso en sus vidas! 

5.    Utiliza aplicaciones y vea los medios de comunicación en el idioma de destino. Películas, música y aplicaciones como English Safari ofrecen a los niños una auténtica exposición al idioma, ¡de una manera efectiva, segura y divertida! Mientras monitorees lo que ellos ven o juegan, limites su tiempo, y establezcas una estructura para su uso, la tecnología es un activo valioso que debemos aceptar con gusto.   

Así que, ¿cómo planeas pasar el verano?  ¿Seguirás alguna de las ideas anteriores? ¿Tienes otras ideas que te gustaría compartir con nosotros? ¡Nos encantaría saber de tí en los comentarios!  

Sobre la autora 

Keli García Allen es maestra de español certificada, y actualmente trabaja como maestra de preescolar en un aula bilingüe. Ella es la Jefa de Contenido de Learn Safari y actualmente está trabajando en English Safari, un juego para niños de 4 a 10 años hispanohablantes que quieran aprender inglés. El juego está disponible en la App Store y en la Google Play Store. Puedes seguir a Keli y al resto del equipo de Learn Safari en Facebook, InstagramTwitter

Keli Garcia Allen